Sin categoría

6 razones para utilizar cúrcuma en tu piel

Si tienes la piel con manchas o marcas de acné, este post es para tí.

Tener la piel perfecta es el objetivo a conseguir por muchos de nosotros. Y si lo que buscas es eliminar lo más posible las manchas o marcas de acné de tu rostro, la cúrcuma es tu aliado.

Tener marcas de acné o manchas  oscuras en tu rostro es más habitual de lo que piensas y puede llegar a ser frustrante ya que eliminarlas es un proceso largo y que requiere de mucha paciencia y constancia. ¡Pero todo se consigue!
Catalogada también como planta medicinal, la cúrcuma tiene grandes beneficios para el organismo gracias sus propiedades antiinflamatorias, digestivas, antioxiadantes y antibacterianas. Propiedades que también son beneficiosas para nuestra piel.

6 razones para usar cúrcuma en la piel

1. PUEDE AYUDAR A CURAR EL ACNÉ
Más o menos, el acné se genera de la siguiente manera: el exceso de sebo obstruye los poros, las bacterias entonces quedan atrapadas dentro de los poros y se reproducen, haciendo así que la piel se hinche y se enrojezca.
La cúrcuma precisamente impide que las células cutáneas se agrupen entre sí y tapen los poros. Además, sus propiedades antisepticas y antibacterianas ayudan a detener el crecimiento de las bacterias causantes del acné. 
Pero no solo eso, porque las propiedades antiinflamatorias que la cúrcuma contiene, promueven una curación más rápida al calmar las áreas que ya están inflamadas.
2. ACLARA LA HIPERPIGMENTACIÓN
El pigmento responsable de la aparición de manchas oscuras y otros tipos de hiperpigmentación es la melanina. Lo que hace la cúrcuma es inhibir la producción de melanina ayudando así a que las manchas desaparezcan y a que la piel tenga un tono más uniforme.
3. FAVORECE EL BRILLO DE LA PIEL
Esto se debe mayormente a que sus propiedades purificantes, antiinflamatorias y antioxidantes pueden inducir el brillo de la piel. Además, si utilizas cúrcuma en tu régimen de cuidado de piel, ésta puede promover la microcirculación. Es decir, hará que tu cutis se sienta más fuerte y terso.
4. REDUCE LOS CÍRCULOS OSCUROS ALREDEDOR DE LOS OJOS
Esto tiene mucho que ver con el punto anterior, ya que surte un efecto similar y son otra vez sus propiedades antiinflamatorias, aclaradoras y promotoras de la mocrocirculación las que actúan para ayudar a reducir los círculos oscuros de los ojos.
5. PROTEGE LA PIEL DEL DAÑO EXTERNO AMBIENTAL
La polución y la exposición al sol son dos de los factores ambientales que más dañan la piel. Utilizar cúrcuma en la piel ayudará a neutralizar las moléculas dañinas procedentes de esos factores ambientales gracias a sus factores antioxidantes.
6. PREVIENE EL ENVEJECIMIENTO PREMATURO
Esto se da debido a que la cúrcuma es una especia que tiene una gran capacidad para promover la producción de colágeno y acelerar la capacidad del cuerpo de formar nuevo tejido saludable.
Pero no solo eso sino que también bloquea la elastosa, que es la encima que ataca la capacidad de crear elastina. Y, ¿por qué es la elastina importante? sencillamente porque  sin elastina es más probable que aparezcan lineas de expresión, arrugas y flacidez.

Ahora ya sabes todos los beneficios que te traerá utilizar cúrcuma en tu rutina de cuidado facial. Pero tienes que tener algo en cuenta. Y es que, como todo, para ver los resultados hay que ser constante.

Pero, ¿cómo puedo utilizar la cúrcuma en mi piel? ¿Qué tipo de cúrcuma necesito?

Pues bien, respecto a qué tipo de cúrcuma necesitas mi recomendación es cúrcuma en polvo. La misma que se utiliza para cocinar, la especia vamos.
Si tienes dudas sobre cómo utilizar la cúrcuma en tu piel te diré que las mascarillas faciales son un gran recurso para aplicar todos los beneficios de la cúrcuma en tu piel. Es rápido, fácil y sencillo ya que no tardarás ni dos minutos en prepararla y los ingredientes son ingredientes comunes que seguramente tengas en casa y que, por cierto, también aportan grandes beneficios a tu piel.

3 mascarillas naturales para eliminar las marcas de acné

Lo primro de todo, recuerda que antes de aplicar cualquier producto en la piel es recomendable hacer una prueba (en el cuello por ejemplo) para asegurarnos que los ingredientes que vamos a utilizar no van a crear ningún tipo de reacción atípica en nuestra piel.

  NOTA: la cúrcuma mancha muchísimo por lo que utiliza ropa, utensilios o toallas que no te importe que se ensucien.

Dicho esto, aquí te dejo 3 mascarillas faciales fáciles y eficaces. Aplícala una vez a la semana en tu rutina facial.
1. CÚRCUMA Y MIEL
La mieles un ingrediente que funciona maravillosamente en pieles propensas al acné ya que contiene propiedades antisepticas. Además favorece muchisimo a la hidratacióln y brillo de la piel.
  • Una cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Dos cucharaditas de miel
  • Mezclar los dos ingreientes en un recipiente hasta que queden bien integrados
  • Lava tu rostro con tu limpiador facial habitual y sécalo bien
  • Aplica la mascarilla en todo el rostro (excepto en ojos y boca) y déjala actuar por 20 minutos
  • Enjuaga con abundante agua tibia y aplica tu crema hidratante favorita
2. CÚRCUMA Y ALOE VERA
El aloe vera es un súper ingrediente para cuidados de la piel y del cabello y es muy utilizado para hacer productos de belleza. Sus propiedades antisepticas, antibacterianas, antiinflamatorias y analgesicas funcionan estupendamente para pieles con acné o marcas de acné.
  • Gel de aloe vera (natural, sacado de un trozo de la planta)
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Mezclar los dos ingreientes en un recipiente hasta que queden bien integrados
  • Lava tu rostro con tu limpiador facial habitual y sécalo bien
  • Aplica la mascarilla en todo el rostro (excepto en ojos y boca) y déjala actuar por 20 minutos
  • Enjuaga con abundante agua tibia y aplica tu crema hidratante favorita
3. CÚRCUMA Y ACEITE DE COCO
Esta mas carilla además de ayudarte con las marcas de acné, previene la aparición de imperfecciones e impurezas ya que protege el rostro de los agentes externos y ayuda  a preservar el colageno y la elastina en la piel. ¡Una maravilla!
  • 2 cucharaditas de aceite de coco
  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo
  • Mezclar los dos ingreientes en un recipiente hasta que queden bien integrados
  • Lava tu rostro con tu limpiador facial habitual y sécalo bien
  • Aplica la mascarilla en todo el rostro (excepto en ojos y boca) y déjala actuar por 20 minutos
  • Enjuaga con abundante agua tibia y aplica tu crema hidratante favorita

Ahora que ya sabes qué aplicar en tu piel y cómo aplicarlo, ¡solo te queda probarlo!

× Resolver mis dudas